La tecnología en el gobierno ayuda a desarrollar ciudades innovadoras para la satisfacción de los ciudadanos.